LA INTEGRACIÓN TECNOLÓGICA EN LA EVOLUCIÓN DE LA PERFORACIÓN DIAMANTINA

La industria de la perforación diamantina, esencial en la exploración minera, estudios geotécnicos y diversas aplicaciones industriales, se encuentra inmersa en una constante evolución. Estos cambios dinámicos son indudablemente impulsados por las tecnologías emergentes provenientes de sectores como las tecnologías digitales, informáticas y computacionales.

En este contexto, es de gran importancia evaluar la adopción de estas innovaciones para mejorar las eficiencias operacionales en este rubro especializado.

Automatización

La implementación de máquinas automatizadas de perforación diamantina ha marcado un hito en el avance de las tecnologías asociadas a esta práctica, buscando mejorar las eficiencias operacionales. Como hemos señalado en anteriores artículos, este progreso no representa una revolución en el mercado, sino más bien un indicio de lo que podría depararnos en el futuro. La verdadera revolución tecnológica se dará el día en que la automatización consiga relegar a los técnicos perforistas a roles de programadores, eliminando, por primera vez en la historia, el arte y las técnicas milenarias de la perforación de las habilidades humanas.

No obstante, esto no implica que debamos subestimar o ignorar los avances tecnológicos que han propiciado la creación de dichas máquinas. No es necesario ser inventores geniales ni replicar los equipos automatizados en su totalidad para incorporar muchos elementos tecnológicos que están al alcance de nuestras manos. Sensores, herramientas tecnológicas en hardware y software, e incluso los incipientes desarrollos en inteligencia artificial, son recursos fácilmente accesibles para introducir mejoras sustanciales en los procesos de perforación y en diversas áreas complementarias esenciales para el desarrollo de un proyecto o programa de perforación.

Recopilación y análisis de datos en tiempo real

Las tecnologías modernas simplifican la recopilación de datos en tiempo real durante las operaciones de perforación, siempre y cuando los fabricantes hayan incorporado estos elementos. Desde la velocidad de penetración y las RPM hasta el flujo de caudal de fluido, cada dato visualizado permite un análisis instantáneo del rendimiento operacional. Este enfoque brinda a los técnicos profesionales una visión más clara y rápida, capacitándolos para tomar decisiones informadas y ajustar estrategias sobre la marcha. En los programas de soporte técnico, esta práctica ha sido la norma, permitiéndo visualizar procesos, evaluar cambios y sustentar los beneficios de las recomendaciones para optimizar las eficiencias operacionales.

Entendemos lo desafiante que puede ser modificar las formas tradicionales de operación. En ese sentido, la implementación de estos sistemas como prácticas habituales del personal técnico sigue siendo un reto en la actualidad. Tenemos como ejemplo el caso de una organización que, a pesar de realizar una inversión significativa en la instalación de tecnologías innovadoras, no logró consolidar el sistema para los propósitos planificados. La fuerza de la costumbre en las formas tradicionales de trabajar del personal fue mayor que la necesidad y oportunidad de aprovechar estas innovaciones. Esto refuerza la importancia de trazar estrategias operacionales, respaldadas por la gerencia general y demás estamentos organizacionales involucrados en las operaciones de perforación.

Es evidente que, aunque podamos adquirir la máquina más moderna del mercado, si no implementamos las estrategias y técnicas operacionales adecuadas o una vez planificadas no promovemos por su cumplimiento; podríamos obtener un rendimiento incluso inferior que, con las máquinas más antiguas, conocidas como las "mecánicas". El rol del perforista y las estrategias operacionales en uso, con una dirección de operaciones integrada en todos los niveles organizacionales en el lineamiento de la empresa, siguen desempeñando un papel preponderante en los retos de la industria actual.

Modificar enfoques y ajustar estrategias y técnicas no tiene por qué depender únicamente del personal de la empresa contratista o minera. Adoptar un enfoque abierto, apoyándose en proveedores y fabricantes con la capacidad de ofrecer apoyo y esfuerzos en ese sentido, también forma parte de estrategias  proactivas de operación en la actualidad.

Sensores y elementos tecnológicos para lectura, interpretación y evaluación de parámetros operacionales

La integración de sensores y herramientas tecnológicas en los equipos de perforación proporciona una evaluación más detallada de los parámetros operacionales en uso. Estos dispositivos pueden brindarnos datos más precisos y detallados en tiempo real, para que podamos tomar decisiones informadas en los ajustes y modificaciones de nuestras técnicas o formas de perforar, conforme se vaya atravesado las diferentes capas estratigráficas del subsuelo, objeto del sondeo.

Mejoras de la seguridad Laboral

La incorporación de tecnologías avanzadas no solo mejora la eficiencia, sino que también eleva los estándares de seguridad en las operaciones de perforación. Sistemas de monitoreo en tiempo real y alertas automáticas contribuyen a prevenir incidentes con daños materiales y proteger la integridad de los trabajadores en la plataforma de perforación. En ese sentido, no escatimar esfuerzos en la implementación de estos sistemas siempre sumará puntos en la performance de las operaciones.

Gestión remota y colaboración eficiente

La capacidad de gestionar y supervisar operaciones de perforación desde ubicaciones remotas a través de plataformas digitales es una realidad más cercana y al alcance que las tecnologías o sistemas automatizadas. Esto no solo ahorra tiempo, sino que también permite una colaboración más eficiente entre equipos y técnicos con experiencia dispersos geográficamente, mejorando la coordinación y la toma de decisiones.

Conclusiones

En resumen, la adopción de tecnologías en la perforación diamantina es una necesidad apremiante para la industria de la perforación diamantina. Estas innovaciones no solo optimizan las eficiencias operacionales, sino que también impulsan la seguridad, la precisión y la capacidad de respuesta. Aquellas empresas que ya abrazan estas tendencias no solo se sitúan a la vanguardia de la eficiencia, sino que también están mejor preparados para enfrentar los desafíos futuros de manera más efectiva. La transformación digital y tecnológica ha llegado a la industria de perforación diamantina, y con ella, un futuro más eficiente y sostenible.